6 errores comunes en el cuidado facial



Cada mujer tiene sus pequeños pero malos hábitos que dañan la piel, como por ejemplo dormir con el maquillaje puesto después de una noche de fiesta o simplemente no proporcionar a la piel los cuidados que requiere para mantenerse sana por más tiempo.

Dormir con maquillaje

Después de un día agotador en el trabajo, volver a casa e ir a la cama sin quitarse el maquillaje es un error que muchas de las mujeres cometen diariamente y que puede llegar a ser muy perjudicial. De esta forma tu piel no puede respirar por la noche. Además los estudios demuestran que dormir con el maquillaje puesto acelera la formación de las arrugas, especialmente alrededor de los ojos. Un buen consejo es que limpies tu cara con agua tibia o con un paño suave antes de acostarte. Este procedimiento puede ser tan eficaz como la eliminación del maquillaje con leche limpiadora u otros cosméticos.

Los cosméticos en casa

Para evitar ir al esteticista, muchas mujeres deciden hacer de esteticistas ellas mismas y limpiar su cara en casa. Los problemas vienen cuando se trata de la limpieza de comedones o de espinillas. La limpieza sin tener un conocimiento previo de la piel, puede causar su enrojecimiento e inflamación. Es recomendable que evites quitarte las espinillas con los dedos ya que esto puede llegar a dejar marcas que resultan poco estéticas para la vista. Lo mejor es dejar en manos de un especialista el cuidado facial.

cuidado facial

Lamerse los labios

Todos sabemos lo dañino que puede llegar a ser lamerse los labios, pero lo hacemos inconscientemente, casi todos los días. La combinación de los labios mojados con el viento seco hace que se agrieten y cubran de heridas que llegan a ser dolorosas. El mismo efecto puede obtenerse cuando uno se muerde los labios debido a su nerviosismo. La mejor solución a este problema es aplicar bálsamo labial durante el día para evitar que los labios se sequen y agrieten, además de ayudar a mantenerlos hidratados y suaves.

El exfoliante facial

A veces, en la búsqueda de una piel limpia y perfecta, podemos llegar demasiado lejos en el uso de exfoliantes faciales. Si el cepillo o  la esponja que utilizas son demasiado ásperos, la piel se lesiona. A veces se puede irritar la superficie y provocar enrojecimiento o moretones en algunas zonas. Al exfoliar la zona es recomendable que no presiones demasiado para evitar cualquier daño.

Los malos hábitos de la vida cotidiana

El cuidado facial es un reflejo de nuestro estilo de vida cotidiano. Nuestra piel muestra si bebemos o no suficiente agua, nuestra forma de alimentarnos y si ésta es sana o no. El consumo de tabaco y de alcohol es el mayor enemigo de la piel. Los cigarrillos afectan al color y a su elasticidad. Cuanto más y más tiempo fumes, la piel se verá más dañada y sin brillo. La cantidad de agua que bebemos, también afecta a la apariencia de la piel por lo que se recomienda el consumo de un litro y media o dos al día.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This