7 formas en que tú trabajo sabotea tu dieta



Como todas nosotras sabemos una dieta requiere dedicación y esfuerzo, así como también gran disciplina además de la ayuda de quienes nos rodean, sin embargo para las mujeres trabajadoras a veces es un poco difícil conseguir que todos estos factores estén a su favor, sobre todo en las horas laborales y es justo allí cuando mayor posibilidad hay de romper con nuestro compromiso para bajar esos kilitos demás. A continuación te enumeramos algunos de los factores que pueden poner en riesgo tu esfuerzo mientras te encuentras trabajando fuera de casa, conoce a continuación cuáles son.

7 maneras en que tú trabajo sabotea tu régimen alimenticio

  1. Despertarte ajetreada y además dejar pasar el desayuno conforman un dúo perfecto para hacerte perder tu salud rápidamente, a la vez que ganas gran cantidad de peso, evita este mal hábito a toda costa, es preferible que programes tu despertador un poco antes para así tener tiempo suficiente de desayunar.
  2. Ir al comedor con tus compañeros, al hacerlo de seguro probaremos un poco de la comida de cada uno de ellos sobre todo si llevan deliciosos almuerzos, a pesar de que digas que sólo es un poquito la realidad es que esto te hace aumentar medidas.
  3. Los cumpleaños, todos los meses varios de nuestros compañeros de oficina cumplen años y de seguro acudimos a sus fiestas o comemos en la oficina algún postre que les han regalado, con el consecuente aumento de peso debido a esta pésima costumbre.
  4. Las celebraciones luego de tu jornada laboral, admitámoslo muchas de nosotras acudimos casi diariamente alguna celebración luego de nuestras horas regulares de trabajo, todos sabemos que en estas fiestas el alcohol fluye libremente así como la comida, al ingerir alcohol nos desinhibimos y dejamos de preocuparnos por asuntos tales como nuestra dieta, lo cual hace que comamos en exceso, además la ingesta de alcohol es dañina para nuestra salud en general.
  5. Las horas de descanso pueden ser especialmente fatales para nuestra dieta, sobre todo cuando decidimos ingerir café y postres en dichos momentos, lo más saludable es llevar con nosotras un snack natural que podamos consumir en tales situaciones, este puede ser granola, fruta o inclusive alguna clase de ensalada.
  6. La ansiedad y el estrés laboral también afectan a nuestro régimen alimenticio ya que es mucho más probable que comencemos a consumir caramelos u otra clase de dulces descontroladamente si estamos afrontando un momento de tensión, esto es debido a que la ansiedad nos ocasiona una sensación fuerte de hambre.
  7. Si eres de esas mujeres agraciadas físicamente de seguro habrán muchos caballeros que lleven regalos a tu cubículo de trabajo, por lo general se tratará de chocolates u otra clase de deliciosos presentes, ingerirlos es la manera más segura de ganar varios kilos.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This