Consejos para que tu día sea un buen día



Muchas veces nosotros mismos hacemos que el día a día resulte pesado y monótono con nuestros pensamientos. Y todo depende solamente de lo que te has propuesto hacer durante el día.

Despiértate 30 minutos antes todas las mañanas

Pon el reloj a una buena hora para que tengas tiempo suficiente para realizar los rituales de todas las mañanas como cepillarse los dientes, bañarse, vestirse y maquillarse. Descubre el biorritmo que más te convenga, alguien se puede despertar fácilmente a las cinco o las seis, pero si no eres de los que les gusta madrugar puedes elegir una hora más tardía. Si tienes pareja, sería conveniente que le dedicaras algunos minutos todos los días. Numerosos estudios demuestran que pasar un rato con tu pareja te carga de energía positiva durante el día.

Toma el desayuno

Por las mañanas muchos no tienen apetito, especialmente si te torturas con pensamientos relacionados con el día. Y si en tu estómago se formó una bola, deberías necesariamente tomar el desayuno, ya que es necesario para hacer que el cuerpo funcione correctamente. Elige algo que sea relativamente fácil de digerir y ligero.

Bebe un vaso de agua

Si no te gusta tomar té o café, bebe al menos un vaso de agua. El agua natural y sin azúcar limpia el organismo de impurezas y es como un bálsamo para el alma. Muy pronto obtendrás una sensación de frescura y relajación.

Un Buen Día

Medita durante el camino

En el coche, tranvía o metro de camino al trabajo intenta pensar en cosas agradables. Mientras tengas tiempo, es recomendable que pienses en lo que vas a hacer después del trabajo y en la magnífica noche que te espera junto a tu familia o amigos. Si necesitas comprar o arreglar algo, haz un buen plan durante la mañana.

Quedarse en casa

¿No tienes planes para la noche o alguien a mano? No importa. Pon un poco de música agradable y disfruta de un buen descanso. Descansa un poco y luego podrás realizar tranquilamente las tareas del día a día. Aprovecha el hecho de que estás solo y deshazte de cosas innecesarias en la casa u organiza las que ya tienes. Se ha demostrado que el orden ayuda a organizar los pensamientos y que una casa desordenada provoca alteraciones innecesarias. Y eso es tener un buen día.

La televisión es recomendable pero solo durante un rato

Ver la televisión es considerada una actividad sin sentido, sobre todo en algunas casas, pero casi todos lo hacen a menudo. No está prohibido verla, pero no es bueno que exageres. Ve tus series favoritas o un programa interesante, pero no te sientas delante del televisor así como así. Deberías saber que el tiempo que pasas enfrente de él, es tiempo perdido en vano. Mantenerte ocupado en cosas rentables hará que sea un buen día.

Duerme las horas necesarias

La tarde es quizás el momento más agradable del día. A veces o con frecuencia puede ser arruinada por disputas. Trata de no resolver los problemas importantes que conducen al escándalo, al menos una hora antes de acostarte. Los problemas te impedirán conciliar el sueño con calma y tu sueño no será completo. Además, ya sabes que se dice que las mañanas son más sabias que las noches, así que intenta resolver tus problemas con la cabeza en frío.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This