Dietas ricas en fibra para adelgazar



¿Sabías que con tan solo integrar un poco de fibra a tu dieta diaria puedes comenzar a bajar de peso? Esto se debe a que los alimentos ricos en fibra, absorben las grasas y azúcares una vez que están dentro del organismo.

Antes de incorporar la fibra a tu dieta habitual, ten en cuenta que debes aumentar tu consumo de agua, de otra forma tu cuerpo no podrá asimilarla correctamente.

¿Por dónde comenzar?

Algunos le temen a la fibra, pues consideran que son alimentos desabridos. Esto no tiene que ser así, todo dependerá de su preparación, puedes ponerte creativo y agregar elementos que le den un sazón agradable a tus recetas.

Así que empieza poco a poco, incorpora alimentos que contengan fibra a tu dieta regular. Se recomienda ingerir diariamente entre 6 a 11 porciones que pueden variar en alimentos como cereales, tortillas, arroz y una amplia variedad de granos enteros como el trigo, quínoa, la cebada, la avena y el maíz entero o molido.

También puedes incluir la fibra a tu dieta a través de las frutas. Se aconseja ingerir de 5 a 9 porciones de frutas y vegetales sólidos. Esto quiere decir que no es efectivo hacerlo en forma de cremas, sopas o jugos.

Hay una vasta cantidad de frutas y vegetales ricos en fibra, entre los principales se encuentran las manzanas, naranjas, higos, peras, zanahorias, lechugas, calabazas, champiñones, bayas, coliflor, ciruelas pasas y brócoli. ¿Nada mal cierto?

Otra de las opciones son los frijoles y las nueces, puedes consumirlos 3 o 5 veces por semana. Y es que cada cuarto de taza de nueces contiene 3 gramos de fibra, mientras que media taza de frijoles cocidos cuenta con unos 7 gramos.

Prepara recetas con garbanzos, lentejas, arvejas secas, almendras, pistachos, semillas de girasol y frijoles negros o colorados. La idea de incluir estos alimentos en tu dieta, es que eventualmente vayas reduciendo el consumo de carnes.

Recomendaciones para que tu dieta rica en fibra sea efectiva:

  • Puedes reemplazar el pan blanco, por panes integrales.
  • Consume avenas, muffins de salvado de trigo, cereales cocinados o secos, arroz integral y palomitas de maíz.
  • Evita tomar las pastillas o el polvo de fibra, ya hay suficientes alimentos saludables que te pueden proporcionar la cantidad de fibra que necesitas diariamente.
  • Si padeces diverticulitis, esta no es la dieta adecuada para ti debido a que la fibra puede empeorar algunos de los síntomas.
  • Si notas que presentas una alta cantidad de gases o distensión abdominal, estás ingiriendo demasiada fibra, intenta suspender su consumo por un par de días.

Ahora ya sabes lo que debes hacer y lo que no al momento de comenzar una dieta rica en fibra, una alternativa efectiva si estás intentando bajar de peso. La cual además te brindará otros beneficios como la prevención de enfermedades del corazón, alta presión en la sangre y apoplejía. Hoy es un buen momento para incorporar la fibra a tu dieta, anímate y empieza.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This