10 Claves para evitar la caída de los senos



El busto de una mujer ha sido diseñado por la naturaleza para ejercer la función de amamantar a sus hijos cuando estos nacen. Pero también es cierto que forman parte del galanteo de las mujeres y unos senos bien formados, no caídos y firmes, son una agradable carta de presentación para muchas mujeres. Vamos a enseñarte 10 claves para prevenir la caida.

Prevenir la caída de los senos: 10 claves

prevenir la caida de los senos

Son varias las recomendaciones que debes tener en cuenta al momento de la prevención. Apunta:

  1. Ejercicios para el pecho: no se trata de que vayas al gimnasio a perseguir un cuerpo de culturista femenina. Lo que sí debes hacer es empezar cuanto antes una rutina que implique movimientos de esos músculos, para que la firmeza no se pierda con facilidad. Más abajo te presentaremos los ejercicios más adecuados.

 

  1. Usa el sostén adecuado: muchos sostenes del mercado realzan el busto para que se vea más firme de lo habitual. Debes escoger tanto la talla adecuada como el modelo ideal, para evitar:
  • Que los pechos estén muy libres y se muevan mucho.
  • Que estén muy apretados y no tengan la suficiente movilidad.
  • Debes entonces escoger el punto medio, en donde te sientas cómoda y segura.

 

  1. No beber alcohol: si eres una mujer que en varias oportunidades al mes ingieres bebidas alcohólicas, puedes dar por hecho el que tu piel, y por ende tu zona del pecho, se vea más desgastada y caída de lo que corresponde a tu edad. Así que lo mejor es mantener distancia para con este tipo de bebidas, al menos evita su consumo en exceso.

 

  1. La alimentación sana: llevar unos hábitos alimenticios saludables es una de las estrategias más eficaces para tener un lindo busto. Así que elimina de tu dieta:
  • Los alimentos ricos en grasas.
  • La comida rápida.
  • Las golosinas o alimentos empaquetados con colorantes y químicos.

Al contrario, aumenta:

  • El consumo de frutas frescas.
  • Los batidos de frutas.
  • Las verduras y legumbres frescas.
  • Las comidas al vapor.
  1. Cuida tu bronceado: si vives en un lugar en donde el sol es tu gran amigo y gustas de exponer tu piel para lucir una atractiva piel bronceada, lo mejor es que disminuyas la exposición a estos rayos solares, pues en tu pecho hay una incidencia no tan positiva si lo que quieres es tener lindo busto.

 

  1. El fumar: al igual que con el alcohol, el consumo de cigarrillos o tabacos no te hace bien en este aspecto estético. Deja este mal hábito que además empaña tu feminidad ante los caballeros de tu entorno.

 

  1. Cuida tu peso: si eres de las mujeres que sufre de constantes cambios de masa corporal, puedes dar por hecho que tu busto pueda caer más rápido de lo que debería en condiciones normales. Puedes ver que se trata de una cadena, pues la mala alimentación, fumar y el alcohol pueden hacer que subas o bajes de peso y que esto repercuta en la zona de tus pechos.

 

  1. Tu postura: camina y siéntate lo más recta posible, ya que el peso de tus senos puede afectar su caída por sí mismos, ya que tu mala postura hacia adelante hace que estos se vean obligados a ceder al influjo de la gravedad.

 

  1. Cuidados después de ser madre: antes, durante y después de la lactancia, debes poner cuidados especiales en el busto para que su firmeza no se pierda. Sigue las indicaciones de esta sección cuando sepas que vas a ser madre y mantenlas luego de tener a tu bebé.

 

  1. Libertad de tus pechos: a veces se cree que es imperativo el uso diario de un sostén. Da algo de libertad a tus senos y deja que al menos una hora al día estén sin sujetador, para que la piel se reafirme por sí sola.

 

Ejercicios para levantar el busto

Ahora vamos a presentarte unos sencillos ejercicios que puedes hacer en casa para que no solo prevengas lo que tanto temes sino para que actúes sobre la marcha.

  • Flexiones de pecho: aunque se cree que es un ejercicio exclusivo de los hombres, en las mujeres existe la alternativa de hacerlas usando como base las rodillas y no los pies. Poco a poco dominarás el ejercicio. Unas seis series de doce repeticiones, unas dos veces al día, te caerán como anillo al dedo.
  • Extensiones con mancuernas: si no tienes unas pesas en casa puedes usar envases de agua mineral con arena. Acuéstate en el suelo o en tu cama, extiende las mancuernas frente a ti y con los brazos estirados haz la apertura hasta extender tus brazos como si volaras por los cielos. También puedes hacer dos sesiones al día, unas seis series de diez o doce repeticiones.

Estas dos actividades físicas te ayudarán a lograr esa firmeza que deseas en solo un par de semanas.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This