Frutas para perder peso: 7 frutos más diuréticos



El alimento diurético se llama así por aumentar el flujo de orina  y ayudar a renovar los fluidos corporales,  expulsando  toxinas  más rápidamente y con mayor eficacia. Los alimentos que llevan la función diurética son ricos en magnesio,  potasio  y  vitamina B6. También ayudan a  regular el peso corporal, y por tanto, las frutas diuréticas pueden ser buenos aliados para aquellos que quieren perder peso.

Por estas y muchas otras ventajas, la fruta debe estar presente en las comidas diarias para todos nosotros. Es aconsejable el uso de dos a tres porciones (busque variar en las opciones y coma cada fruta con el mayor intervalo de tiempo posible).

frutos más diuréticos

Separamos una lista con las 7 frutas más diuréticas.

Sandía

La sandía es rica en agua (150 g de ella son compuestos de 140 ml de agua), potasio y magnesio. Gracias a este factor, proporciona una gran acción diurética que además es una fuente de licopeno, antioxidante que protege del cáncer de próstata y de mama.

Melón

El melón es aún más rica en potasio que la sandía y también tiene grandes cantidades de agua, por lo que es otro poderoso diurético natural. Contiene propiedades antioxidantes que protegen el cuerpo contra los radicales libres y retrasan el envejecimiento. Esta fruta también ayuda a proteger el corazón: el potasio y fibras presentes en la fruta ayudan a absorber menos grasa.

Piña

Rica en fibras que proporcionan la saciedad, la fruta acelera el trabajo intestinal y acaba con la hinchazón abdominal. Es gracias a su alto contenido de potasio, magnesio y calcio que la piña es considerada como una fruta diurética. También es rico en vitaminas A y C, además de otros nutrientes importantes como la bromelina (una enzima que facilita la digestión y tiene acción anti-inflamatoria).

Coco

El agua de coco es rico en potasio, magnesio y muchos otros minerales que ayudan a eliminar líquidos del organismo. Además, es un recuperador natural de electrolito que ayuda en la recuperación de los atletas. También puede ser un aliado contra la deshidratación (especialmente niños y ancianos) y en el control de la presión arterial.

Limón

El efecto diurético del limón es famoso. A pesar de la acidez, el limón no ataca el tracto digestivo y posee acción cicatrizante, expectorante, acción antibacteriana y desintoxicante. La fruta también tiene enormes cantidades de vitamina C, potasio, manganeso y fibras.

Manzana

La manzana tiene un alto contenido de potasio y vitamina B6, por lo que es un diurético natural. Esta fruta también disminuye el síndrome del intestino irritable: Su alto contenido de pectina, que forman las fibras de frutas cítricas también ayuda a acelerar el tránsito intestinal, evitando la formación de gases y reduciendo los niveles de colesterol en el organismo.

Pera

Es rico en potasio, magnesio y agua, y por lo tanto, ayuda en la eliminación de líquidos en el organismo. Al ser rica en pectina, acelera la función intestinal y controla el azúcar en la sangre así como el colesterol.

También vale la pena comer estos frutos en forma de jugo, e incluso combinarlos para hacer nuevos sabores.

Importante:

El abuso del consumo de estos frutos puede ser peligroso, ya que puede causar deshidratación y cambios en los niveles de potasio en la sangre. Así que, además de comer fruta diurética, trate de beber dos litros de agua al día y comer alimentos ricos en fibra.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This