¿Quién tiene más riesgo de padecer diabetes?



Ésta es la pregunta del millón. La diabetes es una enfermedad seria y que preocupa a mucha gente; pero, ¿cómo sabemos quién tiene más riesgo de padecerla? Pues vamos a echar un vistazo a los factores de riesgo más habituales.:

Genética. Si algún familiar cercano vuestro tiene diabetes (tipo 1 o 2) deberíais haceros una analítica lo primero de todo; existe una predisposición a tenerla con antecedentes familiares. En caso negativo deberéis llevar una rutina de ejercicio, huyendo del sedentarismo y tomando una dieta sana evitando un exceso de carbohidratos, grasas (especialmente saturadas y trans) y azúcares. En caso positivo seguid las instrucciones del doctor, que pasarán, entre otras cosas, por las pautas anteriores.

Índice de Masa Corporal (IMC). El IMC es un indicativo que tomando la relación entre peso y estatura indica si se tiene infrapeso, peso correcto, sobrepeso u obesidad. Se calcula dividiendo el peso (en kg) entre la altura en metros al cuadrado (m^2); si el resultado es mayor a 25 lo más probable es que tengáis sobrepeso (puede haber otras explicaciones como una musculatura muy desarrollada, pero…). En ese caso la insulina puede tener problemas en el torrente sanguíneo a la hora de procesar la glucosa, ya que de por medio pueden interferir las células de grasa acumulada; lo que podría derivar en una diabetes tipo 2. Así pues, si tenéis unos kilos de más, haced tres cosas: analítica, alimentación saludable y mover el culo del sofá.

– Ser miembro de un grupo étnico de alto riesgo. Esta demostrado que las personas afroamericanas, nativas americanas, latinoamericanas y asiáticas tienen mayor riesgo de padecer diabetes.

– Diagnóstico de diabetes gestacional. Éste tipo de diabetes, derivado del caos hormonal de algunas embarazadas, suele desaparecer con el parto. No obstante puede derivar en una diabetes de tipo 2. Toca llevar una alimentación equilibrada, evitando grasas saturadas y trans, y haciendo ejercicio.

Hipertensión arterial. Al igual que la diabetes ésta es una enfermedad crónica, y lo malo del asunto es que una presión elevada puede acabar acelerando los daños de una diabetes.

– Niveles de colesterol LDL menores de 40 mg/dl (hombres), 50 mg/dl (mujeres) y/o niveles de triglicéridos mayores de 150 mg/dl (ambos). Con esos niveles nos encontramos con un riesgo elevado de contraer diabetes tipo 2. Toca cuidar la alimentación antes de que sea tarde: fuera azúcares, grasas saturadas y trans y control de carbohidratos.

Prediabetes. Consiste en tener los niveles de diabetes elevados, pero sin llegar a 126 mg/dl. Es un indicativo claro de que se debe aminorar con la ingesta de azúcares y carbohidratos.

– Mujeres con síndrome ovárico poliquístico.

– Personas de más de 65 años. El riesgo de padecer diabetes en esa franja de edad aumenta; desde los 45 años es recomendable hacerse analíticas cada 3 o 4 años.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This