Remedios naturales contra la gripe y los resfriados



El clima frío e impredecible durante el invierno es a menudo una de las principales causas de los resfriados. Una gripe estacional es algo que mucha gente no puede evitar. Si quieres saber como combatir de forma natural la gripe y los resfriados, sigue leyendo.

Vino

El vino puede servir también como profiláctico para prevenir la gripe y los resfriados, ya que fortalece la inmunidad del organismo. También se utiliza para el tratamiento contra la tos aguda. Disuelve media taza de miel en un litro de vino y bebe unos sorbos todos los días antes de cada comida.

Jengibre

El jengibre  tiene propiedades antisépticas, antibacterianas y antivirales. Promueve la sudoración y por lo tanto ayuda a la eliminación de toxinas del cuerpo. Además, alivia la tos y cura el dolor de garganta. Para esto, debes tomar una cucharada de miel mezclada con jengibre 3 veces al día y antes de las comidas principales.

Sopa de pollo

La sopa de pollo es un remedio eficaz contra los resfriados y la gripe, ya que aportará a tu cuerpo los nutrientes y vitaminas necesarios. Teniendo en cuenta que en ese momento el sistema inmune está bajo presión y los nutrientes en tu cuerpo no son suficientes, los nutrientes de la sopa de pollo son la medicina natural antiviral y antibacteriana ideal.

Sal

Aunque muchas personas afirman que la sal es perjudicial para los seres humanos, para la gripe y los resfriados puede ser muy útil, ya que calienta el organismo, limpia el sistema respiratorio y proporciona al cuerpo los minerales necesarios. También puedes mojar tus pies en un cubo con agua caliente en la que hayas disuelto previamente sal marina.

Resfriado y Gripe

Remolacha

La remolacha pertenece a las verduras más ricas en vitaminas y minerales. Es obligatoria para tu menú diario, especialmente en la temporada de las gripes y los virus, ya que ayuda a la función de varios órganos y limpia el cuerpo. Es suficiente con tomar el zumo de una remolacha para construir un buen sistema inmunológico.

El té caliente es necesario en el tratamiento contra la gripe y los resfriados. La razón es que al calentar el organismo te ayuda a sudar, alivia el dolor de garganta, previene la deshidratación y carga el cuerpo con nutrientes.

Pimienta negra

La pimienta negra es un medio probado a la hora de tratar los resfriados. La razón es que el condimento es capaz de matar los virus y energizar el cuerpo. Puedes tomar esta especia mezclada con vino u otra bebida o consumirla en gran abundancia en las comidas, al menos durante la etapa de gripes y resfriados.

Ajo

Disfruta de la acción antiséptica del ajo cuando tienes una gripe o resfriado. Además, el ajo se utiliza para desintoxicar el cuerpo ya que ayuda a limpiarlo de sustancias contaminantes y le aporta vitamina. El ajo también se usa para fortalecer el sistema inmunológico, por lo que después de pasar la enfermedad podrás recuperarte más rápido. Ten en cuenta, sin embargo, que no se recomienda para personas que sufren de úlceras o gastritis.

 

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This