Remedios naturales contra las venas varicosas



Las varices son un problema común entre los jóvenes y la población femenina en general. Afectan a las mujeres y a los hombres, y su tratamiento es lento y no siempre con éxito. Estos son algunos remedios naturales para tratarlas y obtener resultados eficaces.

Las venas varicosas, conocidas generalmente con el nombre de varices, aparte de ser un problema estético también lo son para nuestra salud. Se pueden encontrar tanto en las niñas de 20 años de edad como en las mujeres de más edad. Los hombres sufren menos de este problema, pero tampoco están del todo protegidos contra él. La razón de la aparición de estas molestas venas puede ser  muy diferente. Para algunos es una predisposición genética, en cambio para otros se debe a una forma de vida poco saludable.

La falta de movimiento suficiente durante el día, el sobrepeso, los malos hábitos como el tabaquismo y el consumo de comida basura o con demasiada sal también son culpables de la aparición de varices. Las varices también tienden a aparecer en las mujeres durante el embarazo. Si tienes que trabajar sentado delante de un escritorio todo el día, entonces deberías estar alerta ante la posible aparición de este problema. En muchas personas este problema aparece como capilares dilatados que luego evoluciona a venas varicosas.

Es conveniente tomar las medidas oportunas a tiempo que pueden ser largas caminatas o trotar en el parque. Mientras que estés en el trabajo intenta no cruzar las piernas y mantenerlas levantadas en una silla. Haz ejercicios siempre que puedas para evitar la aparición de este problema y controla siempre tu peso para que esté dentro del normal según tu estatura y edad.

Estos son algunos remedios naturales y consejos para el tratamiento de las venas varicosas que pueden aliviar las molestias o incluso borrar el problema, si los aplicas a tiempo.

Varices

 

 

Utiliza unas medias elásticas y póntelas por la mañana después de levantarte, porque entonces las venas no están tan dilatadas como durante el día. Después del trabajo aplica compresas frías o duchas frías a tu cuerpo. El agua caliente no es buena para las venas varicosas.

Las varices se pueden tratar también con manteca de cerdo y aceite de caléndula fundidos.

En una olla disuelve un poco de arcilla. Luego ponla en un paño de algodón y venda las venas con la mezcla. Deja reposar sobre la zona afectada durante 3 horas y luego lávate con agua tibia.

También puedes untar las zonas con varices con vinagre de manzana que es otro de los remedios eficaces contra este problema.

Las hojas de vid pueden ayudarte a combatir el problema. Debes aplicarlas en la zona varicosa y dormir con ellas puestas durante la noche. Es recomendable que evites el calor, las saunas y depilación con cera caliente, porque el problema puede empeorar. Toma alimentos ricos en vitamina C y calcio ya que tienden a aliviar estos síntomas tan desagradables tanto estéticamente como para la salud del organismo.

 

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This