Tratamiento natural para el estreñimiento



Algo muy común en personas con problemas de estreñimiento es su régimen alimenticio, que por lo general suele incluir una cantidad elevada de azúcar refinado y grasas animales derivadas de la carne, el queso y los huevos; además de poca fibra procedente de verduras, frutas y cereales.

Más allá de los problemas cardiovasculares y de otro tipo en los que puede derivar una dieta así, la evacuación de las heces puede llegar a ser complicada y de baja frecuencia, especialmente en personas mayores. Esto se debe a que la motilidad del intestino disminuye con la edad, por lo que los elementos sólidos como la comida o los desperdicios tardan más en recorrer el intestino; razón por la cual mucha gente tiende a recurrir a los laxantes, que si bien pueden en un inicio ser de ayuda, resultan contraproducentes en un uso continuado. Mejor demos al cuerpo lo que necesita: una alimentación sana y un plan de ejercicio regular.

Fibra, el aliado natural contra el estreñimiento

La fibra de los alimentos atrapa agua y da volumen a las heces, lo que ayuda a facilitar la evacuación.

Lo ideal es que se aumente de manera gradual la ingesta de este nutriente básico hasta llegar a los 28 gramos diarios, comiendo cereales integrales, verduras, frutas y legumbres. Y en lo que respecta a las frutas no vendría nada mal incluir aquellas que nos proporcionan un efecto laxante natural, como la ciruela pasa, el albaricoque o la manzana. Lo mismo pasa con los cereales, si escogemos el de salvado nos aportará una cantidad extra de fibra, además de que quedan deliciosos y muy saludables mezclandolos con las frutas que os mencionaba hace un momento.

Otro truco para tratar el estreñimiento de manera natural se centra en la pasta, el pan, el arroz, y en general en todas las fuentes de carbohidratos; debemos procurar que éste tipo de alimentos estén hechos con harinas integrales. Eso si, en su justa medida, que un exceso nos puede acabar derivando con los años en problemas. En lo que respecta a alimentos preparados con grasas vacías (sin mucho aporte nutritivo) y azúcares refinados, os lo podréis imaginar, ¿no? Eso es, que se queden en la tienda.

Hay que tomar líquidos 

Como os comentaba más arriba, una de las funciones principales de la fibra en casos de estreñimiento es la de absorber los líquidos junto con las heces, haciéndolas así más “movibles” por el intestino. Pues bien, tomando una cantidad de líquidos más alta de lo habitual facilitaremos ésta función; para que os hagáis una idea estoy hablando de unos 2 litros diarios, cosa que puede ampliarse si estáis a la vez haciendo ejercicio. Además de ello hay que tener un control sobre el consumo de sodio (principalmente en la sal) y el alcohol, elementos que pueden alterar el funcionamiento de la fibra por deshidratación.

Magnesio

 El magnesio es un nutriente que puede ayudaros a aflojar las heces adheridas, y podréis encontrarlo en alimentos tales como espinacas, almendras o alcachofas.

Y si sigue sin funcionar…

Si llevando un control de la alimentación no se ha solucionado el problema del estreñimiento en el plazo de 15 días se debe acudir al médico, especialmente si hay sangre

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This